Aborto espontáneo recurrente

Abortos espontáneos recurrentes de un vistazo

  • Las parejas que han sufrido un aborto espontáneo pueden tener una causa tratable para la pérdida de su embarazo.
  • Diversos estudios muestran que la pérdida del embarazo ocurre en hasta el 30 por ciento de todos los embarazos. Usualmente se busca una evaluación de infertilidad después de dos o tres pérdidas de embarazo.
  • La decisión de buscar pruebas de infertilidad para la pérdida del embarazo debe basarse en la edad de la pareja, el número de abortos espontáneos, los antecedentes familiares de abortos espontáneos recurrentes o si existe un factor de riesgo conocido para la pérdida recurrente del embarazo.
  • Las causas de la pérdida recurrente del embarazo se clasifican en cromosómicas, anatómicas, inmunológicas, infecciosas, de calidad del óvulo y desconocidas.

Causas de la pérdida del embarazo

Las causas de la pérdida del embarazo se clasifican en cromosómicas, anatómicas, inmunológicas, infecciosas, de calidad del óvulo y desconocidas. Desafortunadamente, la mitad de todos los pacientes con pérdida recurrente del embarazo tienen una causa desconocida para sus abortos espontáneos recurrentes.

Cromosómico

Las anomalías cromosómicas pueden ser transmitidas por uno o ambos padres al feto en desarrollo, lo que podría causar un aborto espontáneo. Estas anomalías sólo son detectables en los padres mediante un análisis de sangre y no se pueden corregir. Sin embargo, una vez que se detectan las anomalías cromosómicas, uno o ambos padres potenciales pueden someterse a asesoramiento genético para evaluar correctamente sus posibilidades de un embarazo exitoso.
Además, es posible realizar un diagnóstico genético preimplantacional (PGD, por sus siglas en Inglés) en la mayoría de los casos. Aunque no siempre es 100 por ciento exitoso, los embriones pueden analizarse para determinar la anomalía genética conocida después de realizar la fertilización in vitro. Solo los embriones que son cromosómicamente normales se transfieren a la cavidad uterina para tratar de lograr un embarazo que no se vea afectado por la anomalía cromosómica.

Anatómico

Las causas anatómicas de la pérdida del embarazo incluyen anormalidades uterinas y cervicales. Por ejemplo, si el útero contiene un tabique (pared) dentro de su cavidad, la implantación del embrión será difícil y la pérdida del embarazo probablemente continuará. Los fibromas uterinos y cicatrices de cirugías previas también pueden causar un aborto espontáneo. Sin embargo, estas afecciones se pueden tratar mediante cirugía, lo que aumentaría en gran medida la probabilidad de llevar un embarazo a término.

 

Las anormalidades anatómicas también se observan en mujeres que estuvieron expuestas al dietilestilbestrol (DES) como fetos en desarrollo. Desafortunadamente, estas anomalías no se pueden corregir, pero se pueden tomar medidas para aumentar las posibilidades de un embarazo a término para las mujeres que estuvieron expuestas al DES.

La corrección quirúrgica ofrece un pronóstico muy mejorado para mujeres con causas anatómicas para la pérdida del embarazo. Por ejemplo, si un paciente tiene un tabique uterino, sus probabilidades de tener un aborto espontáneo sin terapia son del 70 por ciento. Una vez corregida, sin embargo, su probabilidad de aborto espontáneo vuelve a ser la de la población no afectada.

Inmunológico

Aunque es un tanto controvertido como causa de aborto involuntario, los problemas inmunológicos que involucran la presencia de anticuerpos como los que se observan en mujeres con enfermedad reumatológica (como el lupus o la artritis reumatoide) pueden estar relacionados con la pérdida del embarazo. Se ha probado que el tratamiento con dosis bajas de aspirina y heparina puede mejorar los resultados del embarazo en mujeres con estos anticuerpos. Este tipo de terapia para factores autoinmunes tiene aproximadamente un 60 por ciento de probabilidad de un embarazo exitoso.

Infeccioso

Las infecciones cervicales y uterinas también pueden aumentar la posibilidad de pérdida del embarazo. Afortunadamente, las infecciones se diagnostican fácilmente con un cultivo cervical y se tratan fácilmente con antibióticos orales.

Reserva ovárica (calidad del óvulo)

A medida que las mujeres envejecen, la calidad del óvulo se deteriora. Además, algunas mujeres parecen experimentar una pérdida acelerada de óvulos de buena calidad. En ambas circunstancias, la mala calidad del óvulo puede asociarse con una mayor tasa de aborto espontáneo. Por esta razón, los proveedores de fertilidad con frecuencia recomiendan que las mujeres se sometan a pruebas de reserva ovárica en el segundo o tercer día de su ciclo menstrual. La prueba de reserva ovárica consiste en un análisis de sangre al tercer día del ciclo y un ultrasonido para contar el número de folículos antrales (en reposo). Estas pruebas pueden ayudar a predecir si una mujer ha tenido una pérdida significativa de óvulos de buena calidad.

Causa de la pérdida del embarazo: desconocida

Aproximadamente el 50 por ciento de las parejas que han tenido dos o más pérdidas de embarazo no tendrán una causa identificable. En estos casos, no se debería seguir ningún tratamiento.

Las investigaciones muestran que las parejas que han tenido abortos involuntarios previos tienen aproximadamente de un 60 por ciento a un 70 por ciento de probabilidades de éxito con el próximo embarazo. Esto significa que no identificar el problema no implica una situación sin esperanza. Por el contrario, sin una causa conocida de la pérdida de su embarazo, las parejas tienen una excelente posibilidad de conseguir un embarazo exitoso en el futuro.