Infertilidad

Un vistazo a la infertilidad

  • La infertilidad, según la define la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (ASRM), es la incapacidad de lograr un embarazo después de un año de relaciones sexuales sin protección.
  • Después de un año de intentos fallidos, una evaluación de infertilidad es recomendable; las mujeres de 35 años o mayores podrían querer buscar una evaluación antes.
  • La infertilidad puede ser causada por la pérdida recurrente del embarazo (aborto involuntario), problemas de ovulación, factor de infertilidad masculino, problemas con las trompas de Falopio o el útero, endometriosis y la edad.

Definición de infertilidad

La Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (ASRM) define la Infertilidad como la incapacidad de lograr un embarazo después de un año de relaciones sexuales sin protección Esta definición también supone que no hay problemas obvios, como ciclos menstruales ausentes o poco frecuentes, lo que sugiere una ovulación pobre. De acuerdo a estos estándares, una de cada siete parejas tiene problemas para concebir.

Las parejas jóvenes, particularmente aquellas en las que la mujer es menor de 30 años, tienen menos probabilidad de sufrir infertilidad. Después de un año de intentos fallidos, se recomienda realizar una evaluación de infertilidad pare descubrir la causa. Las mujeres de 35 años o mayores podrían querer buscar una evaluación antes con el fin de tener más tiempo para el tratamiento.

Otras candidatas para una evaluación de infertilidad temprana son las mujeres con ciclos menstruales irregulares o problemas de fertilidad ya conocidos – como la obstrucción de las trompas de Falopio, ovulación anormal, endometriosis o problemas uterinos o cervicales – o una pareja que posiblemente sufra del factor de infertilidad masculina.

Abortos involuntarios: perdida recurrente del embarazo

La perdida del embarazo o aborto involuntario es una ocurrencia común en hasta el 30% de todos los embarazos y algunas perdidas suceden como parte de un proceso natural sin que la mujer lo note. Sin embargo, una mujer que experimenta dos o más abortos involuntarios evidentes, puede considerar que está sufriendo abortos involuntarios recurrentes.

Puede ser recomendable consultar con un especialista en fertilidad para explorar la causa del aborto involuntario y las posibles opciones de tratamiento. La decisión de buscar ayuda puede basarse en la edad, cantidad de abortos involuntarios sufridos, si hay historia familiar de perdida del embarazo o si existe algún riesgo conocido asociado con los abortos involuntarios.

Factor de ovulación

Una de las causas más comunes de infertilidad es un problema con la ovulación o la falta de ovulación. La Sociedad Americana de Medicina Reproductiva informa de que aproximadamente el 25 por ciento de todos los problemas de infertilidad están relacionados con la ovulación. Durante el proceso de ovulación, un óvulo es apto para la fertilización y la mujer puede experimentar síntomas de ovulación, como aumento en producción de moco cervical y dolor de ovulación.

Los ciclos menstruales regulares no eliminan la posibilidad de un problema de ovulación. El embarazo es la única evidencia sólida de que ha ocurrido la ovulación.

Factor masculino

El factor de infertilidad masculina está presente en aproximadamente el 40 por ciento de las parejas infértiles. En esos casos, el hombre de la pareja es o la única causa de infertilidad o parte del problema.

Aproximadamente el 10 por ciento de los hombres infértiles tienen problemas hormonales que pueden dar como resultado un bajo o insuficiente conteo de espermatozoides. Otro 10 por ciento cuenta con un conteo de esperma suficiente, pero tienen alguna obstrucción en el tracto genital que no permite que el esperma salga de los testículos mediante la eyaculación. Sin embargo, la mayoría de la infertilidad masculina, es causada por anomalías en el esperma de etiología incierta.

La infertilidad masculina se evalúa a través de pruebas y analizando muestras de semen producidas después dos o tres días de abstinencia. Se evalúa el número, forma y movimiento del esperma y cualquier anormalidad en alguno de esos parámetros puede sugerir la causa de la infertilidad.

Factor de trompas

De acuerdo con la ASRM, alrededor del 35 por ciento de todos los problemas de infertilidad son causados por factores relativos a trastornos afectando las frágiles trompas de Falopio. Para que el sistema reproductivo funcione, las trompas de Falopio deben abrirse para permitir que el esperma fertilice el óvulo en el tubo y después ayudar a transportar el embrión al útero.

Diversas pruebas, tales como la histerosalpingografía o una laparoscopía, pueden determinar si las trompas de Falopio están bloqueadas. Frecuentemente, un bloqueo descubierto durante el procedimiento puede corregirse con cirugía en el mismo momento. Sin embargo, si el problema es severo o si existe daño irreversible, entonces la fecundación in Vitro se convierte en la mejor opción para lograr un embarazo con éxito.

Otros factores de Infertilidad

Factor de edad

Las mujeres nacen con cierta cantidad de óvulos en sus ovarios y muchos de estos se pierden con cada ciclo menstrual. Esta incesante perdida ocurre incluso si la mujer está embarazada, tomando anticonceptivos hormonales o sometiéndose a cualquier supresión de la ovulación. Debido a esto, la edad es un gran factor en la fertilidad de la mujer. Incluso antes de que inicie la menopausia, la mayoría de las mujeres pierden progresivamente sus óvulos más fértiles.

Estudios han mostrado que las mujeres menores de 30 años tienen muy buenas posibilidades de lograr un embarazo, pero después empiezan a tener reducciones sutiles en su fertilidad. A los 37-38 años de edad, esta disminución es más pronunciada y después de los cuarenta años de edad, la curva de la fertilidad cae aún más pronunciadamente.

A menos que ya se hayan diagnosticado problemas de fertilidad, las mujeres menores de 30 años generalmente no deberían preocuparse por la infertilidad hasta que hayan tenido intentos fallidos de embarazo después de un año.

Factor Uterino

Las anomalías uterinas también pueden ser una causa de infertilidad, pero son menos comunes que los factores ovulatorios o de trompas de Falopio. Cicatrices, pólipos (tumores glandulares benignos dentro del útero), y fibromas uterinos (tumores benignos en el músculo uterino) son todos ejemplos de anomalías uterinas. Los fibromas uterinos pueden causar infertilidad cuando se localizan dentro o cerca de la cavidad uterina o cuando son tan grandes que distorsionan la misma cavidad uterina.

Factor cervical

El Cérvix es el músculo que controla la apertura inferior del útero. El esperma entra al útero a través del cérvix en su camino a las trompas de Falopio y el bebé completamente desarrollado pasa a través del cérvix (cuello uterino) durante el nacimiento. Las condiciones cervicales muy rara vez son causa de infertilidad, pero algunos de los problemas que podrían afectar la fertilidad incluyen la congelación o tratamientos con láser, cirugía o si la madre de la mujer tomo DES (dietilestilbestrol) durante el tiempo en el que la mujer estuvo en el útero.

Endometriosis

La endometriosis es un trastorno celular que causa que el tejido que normalmente recubre el útero crezca fuera del útero. Esto causa no solamente malestar abdominal o dolor severo, sino que el tejido también puede adjuntarse a órganos u otras estructuras en el interior de la pelvis y causar cicatrices. Si el tejido se adjunta a los ovarios, es posible que tenga que ser retirado.

De acuerdo a la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (ASRM), el 35 por ciento de mujeres sin otros problemas de infertilidad diagnosticados tienen endometriosis y es un factor común en las mujeres con infertilidad.

Fertilidad inexplicada

De acuerdo a la ASRM, aproximadamente del 5 al 10 por ciento de las parejas que no pueden concebir son diagnosticadas con fertilidad inexplicada. Esto se define por la presencia de infertilidad a pesar de que todas las pruebas de infertilidad aportan resultados normales.

Mientras más largo sea el periodo de infertilidad, son menores las posibilidades que tiene la pareja para concebir sin asistencia reproductiva. Las oportunidades de éxito sin ayuda disminuyen a menos del 10 por ciento después de que una pareja haya sido infértil durante cinco años. Las mujeres con infertilidad inexplicada que se someten a tratamientos de fertilidad como la inseminación intrauterina (IUI – también conocida como inseminación artificial) y con fecundación in vitro (FIV) tienden a tener altas tasas de éxito.