Síndrome del Ovario Poliquístico (SOP)

Un vistazo al SOP

  • De acuerdo con la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva, el síndrome del ovario poliquístico (SOP) es uno de los trastornos endocrinos más comunes, causando problemas de ovulación y concepción en aproximadamente el 5 por ciento de las mujeres en edad reproductiva.
  • Una mujer con SOP, tiene usualmente un útero y trompas de Falopio normales, pero los folículos pequeños (quistes que contienen óvulos) en los ovarios no desarrollan óvulos apropiadamente.
  • Los signos de que una mujer puede tener SOP son: irregularidad o ausencia de periodos menstruales, crecimiento excesivo de vello en la cara, espalda o pecho, aumento de peso y resistencia a la insulina.
  • El SOP puede tratarse y manejarse de varias formas, dependiendo del síntoma del paciente a tratar, incluyendo la infertilidad.

Síntomas y riesgos del SOP

Para que ocurra la ovulación, en el ovario debe haber un entorno normal y dominado por estrógenos. En una mujer con SOP, el balance hormonal normal entre estrógenos y andrógenos está anormalmente inclinado en la dirección de los andrógenos. En lugar de experimentar un desarrollo normal del folículo que da lugar a la ovulación, no se da tal desarrollo y la mujer no ovula. La mujer no carece de óvulos y de hecho tiene muchos quistes foliculares (de ahí el nombre de síndrome del ovario poliquístico). Esto puede dar como resultado un desequilibrio hormonal en todo el sistema de la mujer, afectando la fertilidad y causando otros serios problemas de salud.

El SOP, también llamado síndrome Stein-Leventhal, puede diagnosticarse mediante un ultrasonido, el cual revela los pequeños quistes ováricos. Los síntomas pueden incluir infertilidad, periodos menstruales irregulares, crecimiento excesivo de vello en el área central del cuerpo (hirsutismo), y obesidad. El SOP también puede estar asociado con diabetes, enfermedades del corazón o hipertensión.

Las mujeres con SOP pueden desarrollar un síndrome metabólico, el cual se caracteriza por anomalías de colesterol, hipertensión, obesidad abdominal y por una resistencia a la insulina que afecta la regulación de azúcar en la sangre. Las mujeres con SOP están en riesgo de desarrollar enfermedades asociadas, como diabetes tipo 2 y enfermedades del corazón, y las mujeres con miembros familiares que sufran o hayan sufrido SOP o diabetes tipo II están consideradas de mayor riesgo.

El SOP causa una falta de ovulación, exponiendo la mucosa uterina (endometrio) a dosis continuas de estrógenos que pueden causar engrosamiento excesivo del endometrio. El sangrado abundante e irregular causado por un endometrio engrosado puede llevar eventualmente al cáncer de endometrio.

Además, el SOP y la resistencia a la insulina tienen una fuerte conexión. En mujeres que sufren de ambos, el 50 por ciento desarrollan diabetes y el 40 por ciento desarrollan diabetes gestacional durante el embarazo. Las mujeres con SOP y resistencia a la insulina son más susceptibles de sufrir enfermedades del corazón, producción anormal de leche materna y anomalías endometriales (uterinas), incluyendo cáncer de útero.

Signos de que una mujer tiene SOP

Se dice que una mujer sufre de SOP si tiene dos de los siguientes síntomas:

  • Periodos menstruales irregulares o ausentes
  • Acné, crecimiento excesivo de vello en la cara, espalda o pecho (hirsutismo), o niveles elevados de hormonas masculinas
  • Ovarios de apariencia poliquística (más de 12 folículos periféricos)

Las mujeres con SOP también pueden sufrir:

  • Aumento de peso o dificultad perdiendo peso
  • Evidencia de diabetes o de resistencia a la insulina

Los síntomas de salud pueden incluir:

  • Niveles altos de azúcar en la sangre (hiperglucemia)
  • Colesterol alto

Tratandoel SOP

Algunas pacientes se preocupan principalmente por el tratamiento del SOP para recuperar su fertilidad, mientras otras están más preocupadas por su ciclo menstrual, hirsutismo o manejo del acné. Cualquiera que sea la razón, el SOP debe tratarse para evitar los riesgos de salud que plantea a largo plazo. El tipo de tratamiento usado depende de los deseos de fertilidad de la mujer.

No hay cura para el SOP, pero sus síntomas – incluyendo la infertilidad – pueden tratarse. La dieta y el ejercicio, que reducen el peso de la mujer, son la forma más efectiva de tratar el SOP, pero también puede ser un reto incorporarlos al estilo de vida de la paciente. El SOP es una condición médica permanente que puede manejarse con medicación prescrita, opciones nutricionales y pérdida de peso, lo cual también puede reducir los riesgos de padecer diabetes o enfermedades del corazón y reducir los niveles de insulina, así como mejorar la ovulación y la fertilidad. Medidas cosméticas, como la electrólisis o depilación láser, también pueden tratar los síntomas que afectan el crecimiento o pérdida de pelo.

El tratamiento de infertilidad empieza con un análisis de semen masculino y un examen del sistema reproductivo femenino. A las mujeres con sobrepeso se les aconseja con frecuencia que adopten un programa de pérdida de peso saludable antes de cualquier procedimiento de fertilidad – estudios han demostrado que perder peso con hábitos saludables de alimentación y ejercicio pueden resolver el problema de infertilidad al permitir el regreso de la ovulación y los ciclos regulares.

Otras mujeres pueden necesitar tratamientos de fertilidad adicionales, empezando con medicamentos inductores de la ovulación como citrato de clomifeno o letrozol. Sin embargo, las mujeres con SOP suelen sufrir reacciones adversas a los medicamentos de fertilidad, por lo que son monitoreadas de cerca durante el proceso de ovulación. Con frecuencia, las mujeres no pueden concebir o incluso ovular usando medicamentos de ovulación orales, por lo que también pueden usarse medicamentos inyectables como tratamientos de segunda línea. Los medicamentos inyectables pueden causar complicaciones, tales como gestaciones múltiples o el síndrome de hiperestimulación ovárico, por lo que los medicamentos inyectables deberán monitorearse muy de cerca. La fecundación in vitro (FIV) puede ser la mejor opción, reduciendo múltiples riesgos para el embarazo y ofreciendo posibilidades favorables de quedar embarazada.

¿Cómo manejar el SOP?

Aunque aún no se ha descubierto un método para determinar qué mujeres desarrollarán SOP, cuanto antes una mujer sea diagnosticada y comience a tratarse el SOP, menos complicaciones a largo plazo de infertilidad, diabetes, hipertensión, y enfermedades del corazón tendrá. Todas las mujeres que sufren de SOP, independientemente de su deseo de concebir, pueden beneficiarse de un estilo de vida saludable que incluya ejercicio o buena nutrición, y aquellos que no estén tratando de concebir, podrán tomar terapia hormonal como píldoras anticonceptivas para regular sus ciclos menstruales.

Una mujer con SOP debe ser monitorizada rutinariamente por:

  • Diabetes
  • Presión arterial alta
  • Colesterol alto
  • Enfermedades del corazón
  • Cáncer uterino